Abogado de accidentes en Madrid. El mejor asesor para la compleja realidad del tráfico.

Abogado de accidentes en Madrid

Abogado de accidentes en Madrid-Fernando CamachoDesde accidentes producidos por conductores sinseguro a atropellos en ciudad, el día a día de un abogado de accidentes en Madrid conlleva enfrentarse a numerosos casos de diversa naturaleza, exigiendo un gran conocimiento de la normativa específica para la correcta asistencia a los afectados.

La realidad social española implica la convivencia en el mismo espacio de viandantes y vehículos. Como en todos los ámbitos de la vida una regulación de dicha situación es necesaria, pues intrínsecamente a la existencia del hombre en sociedad es la aparición de problemas de convivencia.

La clara diferencia entre vehículos y viandantes hace que los incidentes en este ámbito pueden ser de diversa naturaleza y con resultados distintos. Por ello, la normativa al respecto es densa, compleja y, a veces incluso, contradictoria.

Por todo esto es aconsejable tener un especialista de confianza, desde abogados especialistas en accidentes de tráfico a abogados de accidentes de trabajo producidos en carretera como pueden ser los accidentes in itinere, el abanico de asistencia es muy amplio.

Cuando el Consorcio de Compensación entra en escena.

Todos sabemos de la obligatoriedad de llevar un seguro de responsabilidad civil, y por ello pensamos que todo el mundo se adapta a la norma, pero al mismo tiempo todos sabemos de la necesidad de cumplir las leyes penales y ahí están las cárceles.

El Consorcio de compensación de seguros surge, entre otros muchos supuestos, para aquellos casos en los que unaccidente con responsabilidad hacia terceros es causado por algún conductor que no cuenta con el seguro obligatorio.

En estos casos para evitar la total indefensión de la víctima, ya sea por daños materiales o personales, el consorcio de compensación se presenta como asegurador y responsable de dichos vehículos no cubiertos.

Por supuesto esta cobertura tiene límites, una de ella, y quizá la más llamativa para evitar fraudes, es la que afirma que aquella persona que suba a un vehículo sabiendo que se encuentra sin asegurar quedará exenta de cualquier indemnización en caso de accidente.

Sin embargo, esta realidad tiene a su vez una excepción. Pensemos en una persona que fallece como consecuencia de un accidente en vehículo que no cuenta con seguro y habiendo accedido al mismo conscientemente. En este caso, y conforme a la legislación, dicho fallecimiento no llevaría asociado el pago de una indemnización salvo que dicha indemnización fuese reclamada por un dependiente de dicho fallecido.

Abogado de accidentes en Madrid, caso Lucas H. M.

Esto es lo que le ocurrió a mi cliente Lucas H. M., representante legal de Jose H. F., cuyo padre falleció a consecuencia de un accidente de tráfico sucedido mientras iba como pasajero en un vehículo sin asegurar el día 17.11.2012, el cual se salió de la calzada sin afectar a ningún otro usuario de la vía.

En este caso,el consorcio de compensación decía que de dicho fallecimiento no podía deducirse ninguna indemnización hacia los fallecidos al ser todos los ocupantes del vehículo conscientes de que el conductor carecía de seguro.

Sin embargo, al resultar que Jose H. F. era menor de edad y dependiente totalmente de su progenitor en el momento del accidente, la indemnización se debía entender hacia terceros.

A esta misma conclusión se llegó en vía judicial, recibiendo una indemnización conforme a las tablas vigentes en el momento del accidente 127.131 .

Casos como éste, donde  es necesaria una interpretación tan detallada de la legislación son comunes en los despachos de abogados especialistas en accidentes de tráfico.

La convivencia de viandantes y vehículos en las calzadas.

Otro de los casos con los que tratamos los abogados de accidentes en Madrid son los lamentablemente comunes atropellos en ciudad.

Abogado de accidentes en Madrid, caso Lucas H. M.

Estos accidentes tienen un gran componente de imprudencia bien por parte del peatón que decide cruzar cuando no debe o por sitios indebidos o bien por parte del conductor, el cual no respeta la señalización de paso de cebra o conduce a una velocidad superior al límite.

Sin embargo, aun cuando cualquier caso pueda parecer simple a ojos profanos, siempre surgen diferencias en la catalogación del mismo, de los que abogados de tráfico somos conscientes.

Un caso así es el que le sucedió a mi clienta, Antonia R. F., la cual la mañana del 28.05.2012 se dirigía a trabajar cruzando una de las vías principales en un paso de peatones regulado por semáforo cuando fue atropellada por el conductor de un utilitario. Como consecuencia del atropello mi clienta sufrió heridas de diversa consideración.

Acudiendo a vía judicial tras el pertinente acto de conciliación sin acuerdo, alude la parte demandada que la causante del incidente es mi clienta por haber cruzado aun cuando el semáforo no estaba completamente rojo (ámbar) para los vehículos, y que por lo tanto solo se puede culpar a su cliente en un 30% del accidente causado, siendo ese el porcentaje que debe usarse para el establecimiento de la indemnización.

Por nuestra parte se alegó que aun cuando mi clienta cruzó en un momento no adecuado para ello, la ausencia de otros vehículos en la vía, el ser un día de clara visibilidad y ante el inminente cambio del disco del semáforo a rojo, debían haber permitido al conductor ver a mi clienta y reducir la velocidad hasta la completa detención del coche de no haber circulado a mayor velocidad de la establecida para la vía (+10 Km).

Por ello, entendíamos que el 90% del accidente era achacable al conductor y que la indemnización debía ascender a un total de 51.376 por los daños causados.

Se declara en juicio que ante las pruebas presentadas por ambas partes, la causa fundamental del accidente viene dada por el exceso de velocidad del conductor del vehículo, por lo que se atiende a la pretensión de mi clienta considerando la cuantía de 51.376 ajustada a derecho.

Como ha visto son numerosos los casos que tratamos los abogados de accidentes de autos y viandantes, por ello, siempre es recomendable acudir a un auténtico especialista, y no solo por los  ejemplos expuestos; son otros muchos los casos que pueden afectarle en los que es aconsejable acudir a un especialista.

Fernando Camacho

Fernando Camacho

Es ilustre abogado con licenciatura en Derecho. Con una trayectoria profesional que arrancó en el año 1986, es reconocido profesor titular de Derecho Civil, de Circulación y Penal, especializado con láurea en sus distintas disciplinas, lo que le permite abarcar áreas tan diversas como: accidentes de tráfico, daños y perjuicios derivados de negligencias en vía pública, indemnizaciones a terceros por infracciones e irresponsabilidades viarias, etc.
Fernando Camacho

(Defendiendo con éxito a clientes también de: Leganés, Móstoles, Alcobendas, Las Rozas, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *